Empieza el 2020 con un cambio de look.

Hola a to@s, hoy os traigo el primer post del año con unas recomendaciones para un cambio de look perfecto.

Cuando comenzamos un nuevo año, nuestra cabeza se llena de propósitos y en muchas ocasiones, éstos tienen que ver con nuestro físico.

El mostrar una imagen que se identifique con nuestra personalidad, nos hace sentir más seguros de nosostr@s mismos y que mejor que comenzar este 2020 con un cambio de look.

 

 

Aunque no siempre sale como teníamos previsto, por eso mi primer consejo es que busques una buen salón de peluquería que cuente con estilistas profesionales que te asesoren y que sean capaces de cubrir tus necesidades y tus expectativas, como por ejemplo esta peluquería en Barcelona que cuenta con verdaderos expertos del cabello con los que no solamente obtendrás el cambio de look deseado, sino que además prestan especial atención a la salud de tu cabello.

Algunos de los procesos utilizados en peluquería requieren la aplicación de productos químicos, que si no se utilizan de forma correcta pueden dañar nuestro cabello, por ello, es de vital importancia asegurarnos de que estamos tratando con personas expertas que cuentan con una buena trayectoria que les avala.

Cuando nos realizamos un cambio de look, debemos considerar diferentes aspectos que van a influir directamente en éste.

Las formas, colores y texturas que elijamos deben potenciar nuestra belleza y por otro lado corregir aquellos rasgos menos atractivos que poseamos.

 

 

Con el corte especialmente, se pueden obtener resultados verdaderamente efectivos, un simple flequillo es capaz de modificar notoriamente la forma de nuestro rostro y ocultar defectos como por ejemplo frentes amplias, prominentes o rostros demasiado largos entre otros. La longitud del cabello, puede incluso influir discretamente en la silueta, haciéndonos parecer más altos o más bajos.

A la hora de seleccionar el color adecuado, debemos buscar la armonía con los colores del resto de elementos con los que va a entrar en contacto, que serían el color de los ojos y el tono de nuestra piel. El color también se utiliza para producir diferentes efectos ópticos de volumen o profundidad.

Por otro lado tenemos la forma y la textura, capaces de definir el estilo final. Por norma general, podemos decir que los acabados lisos aportan más seriedad y dureza, los acabados ondulados dulcifican y los rizados proporcionan un aspecto más informal.

 

 

En lo que respecta a los hombres, cuentan con otro elemento muy visual capaz de modificar su aspecto, que sería la barba.

En la actualidad el estilismo del hombre a cobrado cada vez más importancia, haciendo resurgir profesiones como la barbería, prácticamente olvidada hasta hace unos años.

 

 

Además del corte del cabello, la barba, el bigote o la perilla y las patillas, son los que nos van a ayudar a conseguir ese cambio de look, sin olvidarnos del color, forma y textura, tanto del cabello como de la barba.

Para ello de nuevo debemos asegurarnos de acudir a un buen profesional especializado, que nos asesore y nos permita obtener los resultados esperados sin sorpresas.

 

 

Y por último no podemos olvidarnos de nuestras preferencias personales, que pueden verse influenciadas en mayor o menor medida por las tendencias y la moda, pero debemos hacerlo sin perder nunca nuestra esencia, aquella que  marca nuestra personalidad, así como la imagen que queremos proyectar hacia los demás, éste será un factor indispensable para conseguir el cambio de look perfecto.

 

 

Deja un comentario