Esmaltado permanente 💅

Hola a tod@s, bienvenid@s un día más.

Como habréis podido observar en el título, en el post de hoy vamos a hablar sobre los esmaltes permanentes, así es que, si os parece vamos a ello.

Hoy en día las tendencias relacionadas con el mundo de la belleza en general, avanzan a pasos agigantados, cuando ya crees que no puede quedar nada por inventar, las marcas comerciales nos sorprenden con algún producto nuevo e increíble que necesitamos comprar y probar.

El mundo de las uñas en concreto no se queda atrás, al contrario, es uno de los que más se actualiza, a menudo encontramos cosméticos, accesorios, productos, decoraciones o materiales novedosos muy interesantes.

Sin duda, desde hace unos años hasta la actualidad, aparte de las uñas de gel y acrílicas que ya conocíamos y que siguen en auge, uno de los cosméticos más revolucionarios ha sido el esmaltado permanente.

 

esmaltado permanente

 

Un gran invento al alcance de cualquiera, que nos ofrece un acabado perfecto y prolonga la duración del esmaltado. Es decir, lo que muchas habíamos soñado, cuantas veces nos hemos esmaltado las uñas y por no dejarlas secar se nos han estropeado, o una vez hechas, a los dos días (si llega) se han ido descascarillando y, o te las quitas o tienes que volver a esmaltarlas.

Imagino que como yo, el 90% de las mujeres trabajamos, estudiamos, tenemos hijos, casa y mil cosas más que hacer, con lo cual, para nosotras el tiempo es oro y el no tener que estar cada pocos días arreglando nuestras uñas, es una gran ventaja, pudiendo lucir unas uñas bonitas por un periodo de tiempo más prolongado que con el esmaltado normal.

Comúnmente se conoce con el nombre de esmaltado permanente por su larga duración, pero de forma general podemos decir que su duración es de aproximadamente 15 días, existen diversos factores que pueden favorecer o limitar su duración, como la calidad de los esmaltes, el estado de la uña, o el tipo de trabajos que realizamos habitualmente con las manos.

La forma de realización es sencilla, rápida y podemos hacérnoslas nosotras mismas en casa. Existen kits completos con o sin lámpara, bastante económicos que podemos adquirir para su realización.

A continuación os explico los pasos a seguir:

Realización del esmaltado permanente paso a paso

  1. Desinfectar las manos.
  2. Retirar los restos de esmalte en su caso, con un algodón impregnado en quitaesmalte, preferiblemente sin acetona.
  3. Limado de la uña, proporcionando la forma deseada y procurando que todas queden igualadas.
  4. Retirar cutículas con un palito de naranjo o el empuja cutículas de metacrilato. Recordar que no se recomienda cortarlas, ya que podemos producir una infección, la cutícula de la uña es una barrera de protección frente a agentes externos.
  5. Limar la lámina ungueal con un taco o bloque pulidor para dejar la uña porosa, favoreciendo la adherencia de los productos que vamos a aplicar a continuación.
  6. Aplicamos primer para desengrasar la uña.
  7. Comenzando por el dedo meñique de la mano derecha, (para seguir un orden), aplicamos una fina capa de base en todas las uñas, excepto el pulgar y lo curamos en lámpara, el tiempo de exposición dependerá del tipo de lámpara. Realizaríamos la misma operación en la mano izquierda y por último los pulgares de ambas manos. La razón de dejar los pulgares para el final y secarlos de forma independiente, es porque tendríamos que poner una postura muy forzada de la mano al introducirla en la lámpara, para que todas las uñas quedarán rectas. Lo que ocurre si no quedan rectas, es que el gel puede desplazarse hacia el lado en que quede tumbada la uña, amontonándose el producto y secándose con esta forma. Por lo tanto con todos los productos que requieren secado en lámpara vamos a trabajar igual.
  8. Pasamos con el esmaltado en sí, seleccionamos el color y lo aplicamos con una primera pasada en el centro y después los laterales, en el mismo orden que el paso anterior. Otra de las ventajas que tienen los esmaltes permanentes con respecto a los normales, es que como no se secan hasta que no los introducimos en la lámpara, en caso de no haber realizado de forma correcta el esmaltado, o que nos hayamos salido un poco, podemos retirarlo y corregirlo fácilmente antes del secado. Las correcciones las podemos realizar con un algodón colocado en la punta del palito de naranjo e impregnado en alcohol. Una vez esmaltadas todas las uñas de la mano derecha (excepto el pulgar) las introducimos en la lámpara. Realizaríamos lo mismo con la mano izquierda y posteriormente con los pulgares.
  9. Repetimos nuevamente la aplicación de una segunda pasada de esmalte permanente.
  10. Transcurrido el tiempo de secado, aplicaríamos el top coat (gel finalizador), de igual modo que hemos realizado la aplicación del  esmaltado en los pasos anteriores. Lo metemos a secar en la lámpara y una vez seca, se limpia la lámina ungueal con una toallita de celulosa y cleaner para retirar el exceso de producto.
  11. Podemos finalizar aplicando un aceite de cutículas mediante un pequeño masaje circular.

Y con esto, ya tendríamos nuestras uñas esmaltadas para una larga temporada.

 

Esmaltado permanente

 

 

Pues hasta aquí ha llegado el post de hoy, espero que os haya gustado y que os resulte útil.

Muchas gracias por acompañarme un día más.

Yo me despido hasta el próximo post.

Hasta entonces, sed felices!!!

 

pie de página redes sociales

Deja un comentario